EL PASO, Texas (Border Report) — Las autoridades de México y Estados Unidos piden a personas en tránsito no cruzar clandestinamente por un área donde el peligro de ahogamientos aumentó debido al flujo de agua para riego.

La Patrulla Fronteriza la semana pasada sacó del agua los cadáveres de cinco personas y rescató con vida a tres migrantes en los canales de irrigación contiguos al muro fronterizo en El Paso y Clint, Texas. Estas personas al parecer habían cruzado a pie el Rio Grande, el cual lleva poca agua estos días, y luego sorteado el muro fronterizo de barrotes metálicos solo para toparse con los peligrosos canales de irrigación.

Estos canales son más profundos de lo que la gente cree y sus aguas turbulentas, informó la Patrulla Fronteriza.

“Queremos llamar la atención sobre estos peligros del agua y mantener al público informado de estos trágicos hechos. Pedimos al público ayudarnos a enviar este mensaje a personas en ambos lados de la frontera de evitar entrar a los canales. El riesgo no vale la pena la pérdida de vidas humanas”, dijo la agencia federal en un comunicado.

La racha de ahogamientos inició el pasado miércoles cuando la Patrulla Fronteriza rescato y brindo respiración artificial a un migrante que rescató de las aguas del canal Americano. La agencia en ese momento también recibió información sobre una segunda persona extraviada en el agua.

El jueves, la Patrulla Fronteriza sacó de las aguas del canal el cadáver de un hombre de aproximadamente 20 años de edad cerca de la carretera Cesar Chávez y la intersección con Padres Bulevar. El mismo día, los agentes rescataron con vida a otro migrante en las aguas del canal cercanas al centro de El Paso.

El viernes, bomberos de la ciudad de El Paso encontraron el cuerpo de un hombre cerca del puente internacional Ysleta-Zaragoza a las 3 p.m. y encontraron otro cuerpo cerca de la cuadra 10000 de Southside a las 8:30 p.m.

El sábado, los bomberos sacaron el cuerpo de un masculino de las aguas del canal cerca de César Chávez y Paisano, mientras que agentes de la Patrulla Fronteriza recuperaban un cuerpo de otro canal al este de El Paso, en el poblado de Clint, Texas. En Ciudad Juárez, México, el alcalde Cruz Pérez Cuéllar igualmente conminó a las personas en tránsito cuidar de sus vidas al intentar cruzar clandestinamente a Estados Unidos. 

“Lo que seguimos haciendo es un patrullaje permanente. Se rescatan y se detectan migrantes todos los días, de este lado y del otro lado también”, Pérez Cuéllar dijo en conferencia de prensa este lunes. “Sí estamos trabajando. Sí estamos patrullando. Estamos en coordinación con la Guardia Nacional. Más allá de eso, es un gran riesgo (cruzar la frontera) y sobre todo con estas altas temperaturas”.

La frontera de El Paso, Texas-Ciudad Juárez, México, ha registrado temperaturas superiores a los 100 grados Fahrenheit (37.7 grados centígrados) en los últimos siete días, llegando hasta los 107 F (41.6 grados centígrados). Por lo tanto, también existe el riego de muertes por deshidratación.